jueves, 4 de agosto de 2011

PEDAGOGÍA VERTICAL EN VERTICUALIDAD


Faltaban pocas horas para acabar mi semana de trabajo, mi corazón latía tranquilo y mi mente se dispersaba entre alguna curiosa pregunta de los turistas: - "¿por favor hay casa de masajes en Benasque?...si ya sabes de chicas de compañía"...Y la repetición continuada de las mismas preguntas y respuestas igual que si fuera uno de esos juguetes-robot con diferentes botones que reproducen una misma frase en función del botón que se les presiona; - ¿pago con tarjeta o efectivo?...- ¿me dejas el dni?....- me pones el pin por favor...- ¿quieres una bolsa?....- El alquiler de crampones en la otra tienda....- El parte del tiempo lo tienes en entrada. ...-La parada de los autobuses 100 metros mas atrás... De repente mi pulso se aceleraba, mi manos se volvían sudorosas y mi cabeza volaba emocionada un par de valles hacía el Oeste. Jordi había podido cambiar turno de libranza y a la noche nos pirábamos a dormir al parking de Torla para escalar al día siguiente en Ordesa.

Son tantas las vías pendientes por hacer en este lugar que resulta complicado decirse por una. Heroína?, tal vez la vía del sexto?, Siscitrato?.... finalmente nos decantábamos por Verticualidad, vía con el sello Ravier y que Remi Thivel definía a la perfección en una sola palabra, víapedagógica. Y bien que no le faltaba razón cuando usaba esta palabra al describir esta ruta, pues si buscamos su origen, el diccionario nos dice que este termino esta compuesto por paidos("niño") y gogía ("llevar" ó "conducir"). Es decir, en definitiva sería llevar al niño a la escuela para educarlo a través del conjunto de saberes. Pues hay que íbamos los dos niños en busca de esta pared llevados por su irresistible atracción para dar una lección más sobre la escalada en pared. La vía no decepciona desde su inicio, teniendo que llevar el radar activado desde su inicio si no queremos embarcarnos en alguna situación embarazosa. La dificultad y el patio que vas adquiriendo según escalas los largos van en aumento, la concentración no esta permitida que la abandones en ningún momento, no obstante siempre encontraremos algo de equipamiento en momentos claves y la buena roca no nos deja de acompañar, con lo que la tensión arterial no termina desbordarse por encima de los límites humanos en los momentos de mayor apriete...El largo más espectacular sin lugar a dudas lo encontraremos en la chimena desplomada del 8º largo, es increíble la sensación de vacío que se siente a mitad de largo cuando te puedes quedar sentado con los pies en el aire en una pequeña repisa pensada para culo pequeño, que privilegio, más aún sentí el vacío cuando al salir del techo en el que finaliza la chimenea me saltó uno de los friend y mi cuerpo se precipitó hacia la nada quedando como un péndulo de reloj balanceándome de lado a lado, que acojone. La pizca de emoción que faltaba no la iba a regalar el cielo en forma de agua en el largo de salida, fácil...pero mojado toda una aventura.

Finalmente acabábamos sin percances, felices de haber asistido a esta clase ordesiana donde nuestro valores y ética acerca de una escalada de aventura y de compromiso no han echo más que reforzarse gracias a este gran maestro llamado Christian Ravier.

Para culminar este completo día, perdíamos el autobús y nos tocaba darnos un paseo pradera abajo al son de los relámpagos que iluminaban la noche, por suerte no cayó el gran diluvio amenazante sobre nuestras cabezas y la caminata dió para ir charlando ya sobre futuros proyectos y algún que otro delirio provocados por el cansancio.....Ahora tocaba dormir con el recuerdo aún fresco de las sensaciones vividas.











1 comentario:

  1. Ya te digo....¡qué acojone!!! enhorabuena de nuevo por la vía tio fuerte!!!!jeje
    Por cierto ¿te han regalado un bono de bus para Ordesa o es que te tienen prohibido pasar de valle? de cualquier forma ¡a seguir disfrutando (a pesar del miedo), pero madrugando un poquito más!
    Un besazo

    ResponderEliminar

PIADAS